Titanes, primera generación

Primera generación

Hijos de Gea y Urano

   

Ceo

 

Titán de la inteligencia. Con su hermana Febe, titánide del brillo y la luna, fue padre de Leto y Asteria. Ceo representaba la adivinación por las estrellas, así como el eje norte del cielo alrededor del cual giraban las estrellas, que recibió el nombre de Polo por él (Polos era uno de los epítetos de Ceo). 

 

Junto con su esposa, que representaba el centro de la Tierra (entendida como un disco plano), despuntó como uno de los primeros dioses proféticos, siendo Ceo el portavoz de la sabiduría de su padre Urano y Febe la de su madre Gea. 

 

Sus dos hijas representaban las dos ramas de la clarividencia: Leto y su hijo Apolo presiden el poder profético de la luz y el cielo, mientras que Asteria y su hija Hécate lo hacen del de la noche, la oscuridad ctónica y los espíritus de los muerto. Asimismo Apolo dividía su tiempo entre el oráculo de Delfos, en el centro de la Tierra que presidía su abuela y, durante el invierno, en las regiones hiperbóreas, cercanas al polo que representaba su abuelo Ceo. 

 

Ambos lugares estaban custodiados por dragones, Pitón en Delfos y la constelación de Draco en el norte axial, pudiendo éstos representar a la pareja de Titanes. Según ésta versión Ceo sería el dragón que Atenea lanzó al firmamento durante la titanomaquia. 

 



Crío

Dios de los rebaños y las manadas, esposo de Euribia y padre de Astreo, Palas y Perses. Estaba relacionado, probablemente, con la constelación de Aries, el carnero celeste (que los griegos llamaban Crío). Su aparición en primavera marcaba el inicio del año, y se decía que las demás constelaciones la seguían cuando despertaba. 

Crio fue uno de los titanes que conspiraron con Cronos en la castración de Urano. También fue lanzado al abismo del Tartaro por Zeus. A veces nombrado como lider de los Gigantes que se rebelaron contra Zeus.

Cronos 

El cuervo. El más joven de la primera generación de titanes i el que derrotó a Urano ocupando su lugar en el trono. El oráculo decretó que seguiría el destino de su padre y que sería destronado por uno de sus hijos, por lo que cada vez que Rea, su hermana y esposa, engendraba un hijo, Cronos lo devoraba enseguida.

Rea, harta de la tiranía de su esposo, acudió a su madre Gea en su ayuda. Ésta urdió un plan, envolver una piedra en lienzos y dársela a su esposo en lugar de a su futuro hijo Zeus. El recién nacido fue ocultado en la isla de Creta hasta que se hizo adulto, entonces se alzó y declaró la guerra a su padre Cronos y a los titanes. Tras su victoria, Zeus arrojó a los titanes al Tártaro, la prisión del inframundo.




Febe 

La de la corona de oro. Esposa de su hermano Ceo. Dió a luz a dos hijas: Asteria y Leto (ver árbol genealógico más arriba). Recibió el control del oráculo de Delfos de Temis, de acuerdo con algunas pocas fuentes, y posteriormente se lo daría a su nieto Apolo.

También se aplicaba su nombre como epíteto a Artemisa en su papel de diosa de la luna, que se consideraba femenina.



Hiperión 

El que habita en lo alto. Encarna las fuerzas naturales y sus manifestaciones. Hiperión es considerado a menudo el dios de la observación.

Se casó con Tea, su hermana, con la que tuvo tres hijos: Helios (el Sol), Selene (la Luna) y Eos (la Aurora).



Jápeto 

Esposo de la oceánide Clímene y padre de Prometeo, Meneceo, Atlas i Epimeteo. Ancestro de la raza humana por su relación con la creación de ésta.

También puede haber sido considerado como el Titán de la vida mortal.



Mnemósine 

La memoria. Personificación de la memoria. Ésta Titánide es la madre de las Musas. Zeus se unió a Mnemósine durante nueve noches consecutivas y el fruto de dichas uniones fueron las nueve Musas, nacidas en un parto múltiple:

“Nueve noches se unió con ella el prudente Zeus subiendo a su lecho sagrado, lejos de los Inmortales. Y cuando ya era el momento y dieron la vuelta las estaciones, con el paso de los meses, y se cumplieron muchos días, nueves jóvenes de iguales pensamientos interesadas sólo por el canto y con un corazón exento de dolores en su pecho, dió a luz aquélla, cerca de la más alta cumbre del nevado Olimpo”
 Hesiodo, Teogonía.

En la Grecia antigua, la Musa de la Memoria posee una importancia inmensa. Los maestros de la memorización y de la composición poética han sido los encargados de transmitir el saber mitológico. Ellos solicitan de las Musas la conexión con ese saber memorizado, que sólo transmiten al poeta verdadero. El poeta, por tanto, es guardián de un saber tradicional, que tiene su fuente en el mundo de lo divino. Él no inventa, sino que transmite temas, reproduce figuras heroícas, que son patrimonio de las Musas, hijas de la “Memoria”.

Por este motivo, los poetas, invocan la ayuda de las Musas al comienzo de sus poemas para evidenciar que se encuentran en la tradición poética verdadera, y por medio de ellas, se sitúan bajo el aura de la diosa “Memoria”.

"Decidme ahora, Musas, dueñas de olímpicas moradas,
pues vosotras sois diosas, estais presentes y lo sabeis todo,
mientras que nosotros sólo oímos la fama y no sabemos nada,
quiénes eran los príncipes y los caudillos de los Dánaos."
Homero, Iliada.


Océano 

El de la reina rápida. Dios-río que ciñe el mundo. Era la divinidad de las aguas en sentifo más genérico. La esposa de Océano era su hermana Tetis, y de su unión nacieron las tres mil Oceánides (o ninfas del mar) y todos los Oceánidas, los ríos del mundo, así como las fuentes y los lagos.

En la mayoría de las versiones de la Titanomaquia o guerra entre los Titanes y los Olímpicos, Océano, junto con Prometeo y Temis, no se unió al bando de sus hermanos Titanes contra los Olímpicos, sino que se mantuvo ajeno al conflicto. En la mayoría de las versiones de este mito, Océano también rehusó unirse a Crono en la rebelión de éste contra su padre Urano.



Rea 

La tierra. Diosa madre considerada como la fuente de vida, la fecundidad, la prosperidad y encarnación del principio femenino.  Hermana y esposa de Crono, y madre con éste de Deméter, Hades, Hera, Hestia, Poseidón y Zeus.

Crono fue padre de varios hijos de Rea: Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón, pero se los tragó tan pronto como nacieron, pues Gea y Urano le habían revelado que estaba destinado a ser derrocado por su propio hijo, tal como él había destronado a su padre. 

Sin embargo, cuando Zeus estaba a punto de nacer, Rea pidió consejo a Urano y Gea para urdir un plan que lo salvara, y así Crono tuviera el justo castigo a sus actos contra Urano y contra sus propios hijos. Rea se escondió en la isla de Creta, donde dio a luz a Zeus. Luego engañó a Crono, dándole una piedra envuelta en pañales que éste tragó en seguida sin desconfiar. Entonces escondió a Zeus en una cueva del monte Ida en Creta.

Tras hacerse adulto, Zeus obligó a Crono a regurgitar a sus otros hijos en orden inverso al que los había tragado: primero la piedra, que se la dejó a Pitón bajo las cañadas del Parnaso como señal a los hombres mortales, y después al resto.



Tea 

Diosa de la vista y la quien dotaba al oro, la plata y las gemas con su brillo y valor intrínseco. Tea se casó con su hermano Hiperión, dios del vigilante sol, con quien fue madre de Helios Selene y Eos, el sol, la luna y la aurora. 

Los antiguos griegos creían que la vista era un rayo emitido por los ojos similar a los del sol y la luna, por lo que era lógico que la diosa de la vista fuese también madre de los dioses de estos cuerpos celestiales. 

Tras la Titanomaquia, en la que las Titánides habían permanecido neutrales, se fue a vivir al palacio de su hijo Helios.

"Madre del Sol, Tea de muchos nombres, por ti los hombres honran el oro por encima de todo lo demás; y a por el valor que les otorgas, oh reina, los barcos se enfrentan en el mar y recuas de caballos uncidos hacen maravillas en carreras de veloces giros."
Píndaro, 5ª Oda ístmica .




Temis 

El orden. Encarnación del orden divino, las leyes y las costumbres, y madre de las Horas y las Moiras con Zeus. Temis, la del ‘buen consejo’, era la encarnación del orden divino, las leyes y las costumbres. Cuando se le hace caso omiso, Némesis trae el justo y colérico castigo. 

Temis no era colérica, ella fue la primera en ofrecer a Hera una copa cuando volvió al Olimpo afligida por las amenazas de Zeus. Temis presidía la correcta relación entre hombre y mujer, la base de la familia legítima y ordenada. 

Los jueces eran a menudo llamados themistopoloi, ‘sirvientes de Temis’. Tal era la base del orden en el Olimpo también. Ella construyó el Oráculo de Delfos, y ella misma era oracular. Temis fue una de las deidades que estaban tras el Oráculo de Delfos, que recibió de Gea y le dio a Febe.


Tetis 

Diosa del mar y esposa de Océano. Fue madre de los principales ríos del mundo y de las oceánides. Considerada una personificación de las aguas del mundo. No debe confundirse con otra diosa marina del mismo nombre, la nereida esposa de Peleo y madre de Aquiles. Algunos mitos dan a entender una relación entre ambas, como abuela y nieta.

Un mito cuenta que la importante diosa olímpica, Hera, no estaba satisfecha con la ubicación de Calisto y Arcas en el cielo, como las constelaciones Osa Mayor y Osa Menor, así que pidió ayuda a su niñera, Tetis. Ésta, diosa del mar, maldijo a estas constelaciones a girar alrededor del cielo sin bajar nunca del horizonte, lo que explica que fueran circumpolares. 




Fuentes:

Y libros citados en el blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada